Más comodidad, menos cheques: recibe tu salario directamente en tu cuenta.

Sabemos que puedes recibir tu salario con un cheque o efectivo, pero eso puede cambiar con el depósito directo, esta opción te ayudará mucho en tu vida laboral ya que podrás recibir tu dinero directo en tu cuenta, tendrás un historial de tus pagos, no tiene costo y no necesitas gastar en cambios de cheques.  

Primero queremos explicarte, ¿qué es el depósito directo? Es una forma de pago segura, cómoda y rápida, es un pago electrónico de una cuenta a otra. Siempre habrá un emisor de pago y un receptor, por ejemplo, el empleador será quien hace el pago y el empleado quien lo recibe. Para hacer efectivo un depósito directo es necesario tener un número de cuenta y de ruta y para esto es indispensable tener una cuenta, recuerda que puedes abrir la tuya con MyBambu tan solo proporcionando la identificación de tu país.

¿Por qué sugerimos que dejes los cheques y te cambies al depósito directo? Los cheques pueden exponerte a diferentes situaciones, al ser un papel físico podría perderse, mojarse e inclusive en algunas ocasiones pueden ser robados, dañados o incluso falsificados, además te arriesgas a que el efectivo que te entregan se te pierda. Con el depósito directo también ahorras ya que no tiene costo y no tienes que pagar como normalmente lo haces cuando cambias un cheque.

Ahora te contaremos algunos beneficios del depósito directo y porque creemos que es el mejor servicio para el pago de tu salario:

  1. Su proceso es automático: Esto quiere decir que los fondos se agregarán a la cuenta sin tener que realizar ninguna acción.
  2. Adiós papel: El depósito directo no necesita papel físico, disminuyes el riesgo de perder el cheque y además ayudas al medio ambiente.
  3. Rapidez: Con el depósito directo puedes configurar que se realicen pagos mensuales o semanales de forma automática, de esta manera puedes evitar atrasos o multas en pagos tus fijos. 
  4. Seguridad: Los depósitos directos son fácilmente verificables y rastreables porque se hacen electrónicamente; a diferencia de un cheque o efectivo que se puede perder, o te pueden robar.
  5. Los depósitos directos no tienen costo: Si tu empleador ofrece depósitos directos como opción de pago, acéptalo sin dudar, serán 100% sin costo para ti. Solo necesitas una cuenta para que puedas recibir dinero. 

No olvides que el depósito directo es una forma de recibir pagos cuando estas fuera de la ciudad o incluso de vacaciones, no tienes que preocuparte por recibir un cheque en papel o pedir que alguien te haga el favor de recogerlo, puedes estar seguro de que tus fondos se depositarán automáticamente en tu cuenta.

¿Qué esperas para usar este método de pago como tu favorito? Si quieres abrir una cuenta y comenzar a usar depósitos directos únete a la familia MyBambu.

Gracias por leernos y nos vemos en el próximo artículo.